Cuando nos enamoramos nos vemos reflejados en la persona amada. ¿Será que también estas tazas están enamoradas y como nosotros anhelan el contacto físico y el deseo de intimidad?

El enamoramiento es un estado emocional surcado por la alegría y la satisfacción de encontrar a otra persona que es capaz de comprender y compartir tantas cosas como trae consigo la vida. Desde el punto de vista bioquímico se trata de un proceso que se inicia en la corteza cerebral, pasa al sistema endocrino y se transforma en respuestas fisiológicas y cambios químicos ocasionados en el hipotálamo mediante la segregación de dopamina.
Según Yela (2002), a diferencia de la creencia generalizada de que el enamoramiento es un fenómeno impredecible y aleatorio, un número creciente de científicos sociales han construido diferentes modelos teóricos que describen y explican el enamoramiento. Las características principales del enamoramiento son sintomáticas, las cuales según la mayoría de autores son:
Intenso deseo de intimidad y unión física con el Individuo (tocarlo, abrazarlo, relaciones sexuales…)
Intenso deseo de reciprocidad (que el Individuo también se enamore del sujeto).
Intenso temor al rechazo
Pensamientos frecuentes e incontrolados del individuo que interfiriendo en la actividad normal del sujeto puro.
Pérdida de concentración.
Fuerte activación fisiológica (nerviosismo, aceleración cardíaca, etc.) ante la presencia (real o imaginaria) del individuo.
Hipersensibilidad ante los deseos y necesidades del otro.
Atención centrada en el individuo.
Idealización del Individuo, percibiéndo sólo características positivas, a juicio del sujeto. (Tomado de Wikipedia).

Un abrazo y a disfrutar del otoño !!!
Josune.

Discover more inspiring photos like this one.

Download the FREE 500px app Open in app