La iglesia de San Felipe Neri nació como dependencia del convento de los "felipones", que se establecieron en el lugar en 1673. La iglesia, uno de los pocos edificios barceloneses de estilo barroco, se construyó entre 1721 y 1752, siendo obra del arquitecto español Pere Bertran, con la ayuda del constructor Salvador Ausich i Font y contando con la decoración escultórica de Pere Costa y Carles Grau.1
El 30 de enero de 1938, durante la Guerra Civil Española fue escenario de un intenso bombardeo por parte de la aviación franquista, que dejó únicamente en pie la fachada y parte de la estructura de la iglesia. Como consecuencia, hubo 42 víctimas mortales, en su mayoría niños que eran alumnos de la escuela Sant Felip Neri, al hundirse el techo del sótano donde se habían refugiado. Actualmente pueden percibirse con claridad los impactos de metralla del bombardeo en la parte baja de la fachada de la iglesia.
Una Leyenda urbana atribuye la mayoría de estos impactos a los fusilamientos habidos en esa plaza por parte de las fuerzas profranquistas cuando éstos tomaron la ciudad, no a la metralla, pero no es cierto, pues en fotografías tomadas después del bombardeo ya puede apreciarse la fachada tal y como está en la actualidad.

Discover more inspiring photos like this one.

Download the FREE 500px app Open in app