Póngase boca arriba un cuchillo comprado en el Corte Inglés (sirve de cualquier otro lugar, incluso los regalados por un banco cuando se aseguran del ingreso de la nómina más tres recibos domiciliados). Sujétese con tazas y vasos (de Nocilla sirven para este menester) y ábrase el grifo lo suficiente para que comience un goteo que, en otras circunstancias, sería molesto. Ubíquese la cámara de fotos de tal modo que, con más suerte que maña, fotografíe las gotas a punto de verse partidas por el filo afilado de la navaja. Téngase cerca una fregona para que, en caso de necesidad (que existirá) pueda limpiarse todo lo ensuciado y, de este modo, no escuchar quejas. En caso de no tener fregona, búsquese un niño o animal al que culpar ('abrieron el grifo y lo dejaron todo perdido' suele ser una buena disculpa).

(¿'filo afilado' es una redundancia? ¿un filo no afilado es filo? ¿se puede afilar lo afilado? Enigmas de la vida cotidiana...)

Discover more inspiring photos like this one.

Download the FREE 500px app Open in app