10% off all photos on 500px Prime until July 31Start exploring now!

Me encontré este nido escondido entre la madreselva del jardín, con dos polluelos que son una ternura. Todos los años anidan aquí y es fantástico seguir día a día su evolución.
El nido tiene forma de taza, recubren su interior con una capa de tierra húmeda y el exterior con otra capa de tallos.
Normalmente incuba la hembra en solitario los 3 a 6 huevos de cada puesta; el macho la releva raras veces. La incubación dura de 11 a 14 días. Los polluelos permanecen en el nido unos 12 ó 13 días, abandonándolo cuando apenas pueden volar. Durante otros 14 días siguen suplicando comida con gritos estridentes. Hacen dos o tres puestas al año.
La pareja de mirlos ocupa un territorio durante la época de cría, no tolerando en él la presencia de ningún otro mirlo.
Cantan con mayor brío en los días de llovizna y en los crepúsculos matutino y vespertino.
El mirlo macho empieza a cantar en los días templados de invierno, pero tan débilmente, que no es audible más que en las proximidades. A finales de invierno o principios de primavera ya se oye la canción completa. Si no fuera tan corriente, los pajareros la considerarían como una de las mejores melodías emitidas por un pájaro europeo, superior incluso a la del ruiseñor. Lo cierto es que el canto del mirlo es el más musical, insuperable en riqueza de melodías y en armonía.

POLLUELOS DE MIRLO
Todos los derechos reservados - All rights reserved

Discover more inspiring photos like this one.

Download the FREE 500px app Open in app