Leyenda de la Casa del Hermano Mayor, recogida por Byrd Baylor

En los tiempos antiguos, Siuuhu, a quien también se llama Hermano Mayor, necesitaba un lugar seguro para vivir. Aún tenía mucho trabajo, poniendo el mundo en orden para que la gente pima-pápago pudiera habitarlo, pero no podía lograrlo porque sus enemigos lo seguían todo el tiempo.
Aún cuando se fue a vivir dentro de una cueva, sus enemigos lo siguieron.
Querían evitar que ayudara a su gente.
Finalmente, decidió construirse una casa bajo la tierra, en el centro de una montaña. Desde la orilla de la montaña cualquiera podía ver la abertura que conducía a su casa, mas, llegar a ella no era tan fácil como parecía.
Cualquiera que quisiese encontrar a Siuuhu tenía que seguir muchos pasadizos angostos y sinuosos que daban muchas vueltas. Sus enemigos no sabían qué camino tomar. Si escogían uno equivocado, se perdían, quedándose sin aire y morían en la oscuridad.
Mientras sus enemigos andaban dando vueltas y más vueltas, Siuuhu se encontraba sentado cómodamente en la seguridad de su cueva. El único problema era que quería que sus amigos pudieran venir a visitarlo sin extraviarse. Hizo un mapa para ellos y, cualquiera que lo siguiese, encontraría el camino sin perderse.
Aún ahora, los indios pimas y pápagos usan ese mapa. Las mujeres hacen un diseño, a partir de él, y lo tejen en los cestos para que nunca se nos olvide como encontrar el camino correcto a través de la vida. Puede conducirte a un lugar seguro.

Amador Bech, Julio
Figuras y narrativas míticas del símbolo. Del laberinto entre los o'odham, hopi y yuma
Cuicuilco, vol. 16, núm. 46, mayo-agosto, 2009, pp. 221-252
Instituto Nacional de Antropología e Historia
México

Discover more inspiring photos like this one.

Download the FREE 500px app Open in app