Francisco Marchena

Wittgenstein dijo una vez: "Los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo" Y yo he decidido ampliar aún más esos límites aprendiendo el lenguaje de las formas que nos rodean, originando el delicado diálogo con ellas; ese proceso de saber escucharlas para aprender a mirar incluso a través de las mismas e interpretar el tono vital de su esencia y, quizás, hasta de su razón de ser entre nosotros.

  • 3,483 Affection
  • 51,211 Photo Views
  • 90 Followers
  • 58 Following
  • Caracas, Miranda, Venezuela