El faro de Cabo Prioriño Chico lleva desde el año 1854 guiando la entrada de buques en la ría de Ferrol, y hasta 2001 no tuvo alrededor otra construcción que dos baterías militares del siglo XVIII que sirvieron para la defensa del Arsenal Militar de Ferrol, principal base de apoyo logístico de los buques de guerra de la Armada española en el Cantábrico.
En sus cercanías se encuentran ecosistemas de gran valor natural, como la laguna y las dunas de la playa de Doniños, y tanto el entorno del cabo como de las puntas que se ven al otro lado de la ría se conservan vírgenes. Es indudable que este lugar en el Océano Atlántico ha sido siempre un paraíso para las aves y especies marinas, y por ello, todo el que llega aquí con esa idea se lleva la sorpresa de que ahí mismo, en la ensenada de Caneliñas, se está construyendo desde hace una década el puerto exterior de Ferrol.

Discover more inspiring photos like this one.

Download the FREE 500px app Open in app