El nombre latino del Martinete Común, que significa «cuervo de noche», define perfectamente a esta garza, de costumbres sobre todo crepusculares y nocturnas y cuyo grito recuerda el de los cuervos.

Durante el día permanece oculto entre los arbustos espesos o en los árboles tupidos que bordean las charcas y no abandona su refugio hasta la caída de la tarde. Si se le sorprende en su retiro, el martinete apunta con el pico hacia el cielo: se mantiene rígido e inmóvil y así pasa frecuentemente desapercibido.

Los martinetes se establecen en las proximidades de charcas o marismas, en compañía de otras garzas, tales como la Garza Real, la Garceta Común y las garcillas bueyera y cangrejera. Ocupan muy variados sustratos, por ejemplo alcornoques, encinas, pinos, olmos, tarajes y vegetación palustre, y construyen un nido más sólido que las otras garzas, con más fondo y algo revestido.

Durante el mes de julio, los jóvenes se emancipan, abandonan la colonia y llegan hasta el norte de Europa. A fines de agosto y durante los meses de septiembre y octubre, emigran siempre, de noche, hasta alcanzar Africa tropical.

Identificación: Adulto con nuca provista de un largo penacho blanco de 15 a 20 cm. en la época de reproducción; capirote y dorso negros; frente, mejillas y vientre, blancos; alas grises; patas amarillentas; pico negro; iris rojo vivo. Jóvenes, por encima pardo manchado y por debajo más claros. Sexos iguales.

Nidificación: Nido, en árbol, construido por el macho. Puesta, de abril a junio, de 3 a 5 huevos azul verdoso pálido; incubación por ambos sexos, de unos 21 días; los pollos, alimentados por ambos padres, andan por las ramas tras unos 20 días y vuelan después de 35 a 40 días; a veces dos crías.

Alimentación: Moluscos, crustáceos, insectos, larvas batracios, peces y pequeños roedores.

Hábitat: Aguas continentales.

Discover more inspiring photos like this one.

Download the FREE 500px app Open in app