Roger Michelena

(FICCIONBREVELIBROS,.04241192089

Ignoro cómo ciertas palabras se fueron alojando en mi habla, tampoco como llegaron a resultarme imprescindibles en la vida, en mi caso todas tienen que ver con el afecto: Recordar, “re-cordis”, traer de nuevo al corazón algo o alguien que nos afecta. Otra es Incordiar, molestar al corazón, desajustar su ritmo habitual. Otra inevitable en mi paseo afectivo es la palabra Amor, a (sin) mor (contracción de mortem) entonces significaría sin muerte, el amor es eternidad, y como el afecto en mi caso suele ser un descubrimiento seguiría Serendipia, facultad de hacer, un afortunado descubrimiento por medio de un accidente, construida por Horacio Walpole, basándose en un cuento persa titulado Las princesas de serendip. Por último, y no menos importante, agregaría dos más: una la primera que pronuncio al despertar Samadhi -el nombre de mi hija- y otra la que siempre digo al final del día, el nombre de una mujer.

  • 0 Affection
  • 0 Photo Views
  • 85 Followers
  • 8 Following
  • caracas